Publicado por: Ricardo Shimosakai | 12/05/2014

Toca una obra de arte: un programa que ofrece reproducciones táctiles en el Museo Nacional de San Carlos


El objetivo es que em um futuro cada obra del acervo del Museo Nacional de San Carlos tenga su reprodución em arte tactilEl objetivo es que em um futuro cada obra del acervo del Museo Nacional de San Carlos tenga su reprodución em arte tactil

Desde 2006, el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) dedica especial atención a invidentes y débiles visuales a través del programa “Toca una obra de arte”, que lleva a cabo el Museo Nacional de San Carlos, mediante el cual los disminuidos disfrutan también del arte y la cultura.

El objetivo de la iniciativa es propiciar el acercamiento de este sector de la población a reproducciones táctiles de algunas obras que forman parte del acervo del recinto, mediante el uso de otros sentidos, como el tacto y el oído, y a través de las descripciones orales de personal especializado.

Este programa consiste en ofrecer reproducciones texturizadas de las principales obras que resguarda el Museo Nacional de San Carlos, e incluye cedulario y guía de las salas con reproducciones en diagrama táctil y lenguaje Braille.

Este proyecto inició en 2006 con el título “Con-sentidos del arte”, programa de atención a público ciego y débiles visuales. En esa ocasión se realizaba la exposición del artista español Aristide Maillol y se incluyó una publicación en Braille y varios talleres especiales.

Posteriormente se puso en marcha el proyecto “Recrearte”, el cual se enfocaba a la atención del público con diversas capacidades, por lo que el programa no se enfocaba de manera específica a ninguna discapacidad.

En contraste, el programa “Con-sentidos del arte” se dirigió especialmente a la comunidad ciega y débil visual. Para ello se instauró una Sala táctil, en la que se presentaron dos reproducciones de obras de estilo gótico: Camino a Damasco y El Cristo de la Piedad, con cédulas en abecedario convencional y en Braille.

En esta sala del Museo Nacional de San Carlos existe también un mapa tridimensional de América y Europa, reproducciones en madera de Europa y México, con textos en Braille. Para esa primera temporada de la sala táctil se organizaron talleres especiales para este tipo de público.

La colección de la Sala táctil se amplió con la introducción de dos piezas más: Magdalena y los ángeles, de Ciro Ferri, y La aguadora, de Francisco de Goya, la primera del barroco italiano, y la segunda perteneciente al neoclásico. La visita se complementa con las esculturas y la historia del edificio.

Ha sido una preocupación constante del Museo dar esta atención de manera adecuada, por lo que el personal a cargo se prepara y actualiza permanentemente. Aunque la Sala táctil está pensada para atender, en primera instancia, a invidentes y débiles visuales, también pueden acceder a ella los visitantes habituales con el fin de sensibilizarse con respecto a la discapacidad visual a través de la percepción táctil y auditiva.

El programa “Toca una obra de arte” cuenta con visitas a niños, adolescentes, adultos y adultos mayores, y se lleva a cabo de martes a viernes, de 10:00 a 16:00 horas (previa reservación), para un mínimo de cinco personas y máximo de 40. Además, se ofrece préstamo de sillas de ruedas y bastones, y permite el acceso a invidentes con perros guías.

El Museo Nacional de San Carlos se encuentra en Puente de Alvarado Núm. 50, colonia Tabacalera. (Metro Revolución e Hidalgo; Metrobús: Tabacalera y Revolución.) Tel. (55) 55 92 37 21.

Fuente: arteenlared.com


Respostas

  1. Republicou isso em arte para invisuais.


Deixe um comentário

Faça o login usando um destes métodos para comentar:

Logo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair /  Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair /  Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair /  Alterar )

Conectando a %s

Categorias

%d blogueiros gostam disto: