Publicado por: Ricardo Shimosakai | 25/08/2016

Entidades de discapacidad exigen mayor adaptación al sector turístico navarro


Un hombre empuja cuesta arriba a una persona en silla de ruedas por la rampa mecánica que une las calles Abejeras y Río Ega.Un hombre empuja cuesta arriba a una persona en silla de ruedas por la rampa mecánica que une las calles Abejeras y Río Ega.

PAMPLONA. Representantes de asociaciones que trabajan la discapacidad, Cermin y Cocemfe, denuncian la escasa accesibilidad existente en el sector turístico navarro para las personas con discapacidad, que impide su disfrute de las vacaciones y supone una vulneración de sus derechos como seres humanos y como consumidores. A ello añadían los representantes de estas entidades que no existe una sensibilización en el sector sobre las necesidades de este colectivo, identificándoles como un gasto y no como potenciales clientes. De esta forma, se vulneran los derechos tanto de los ciudadanos navarros con discapacidad que se disponen a salir de la comunidad de vacaciones, como de aquellas personas con las mismas características que deciden visitarnos.

En esta línea, el presidente de la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Navarra (Cocemfe), Manuel Arellano, recordaba que “las personas con discapacidad también tienen derecho a disfrutar del ocio y de escoger, entre un amplio abanico, el alojamiento más adecuado”.

Desde Cermin, la presidenta de la entidad, Mariluz Sanz, manifestaba el desconocimiento generalizado de las instalaciones adaptadas debido a la falta de información de sus propietarios. “Como es tan grande la falta de información, parece que las instalaciones adaptadas son muy pocas”, declaraba Sanz. Al mismo tiempo, la presidenta de Cermin lanzaba una reclamación al sector turístico para que pongan en valor a las personas con discapacidad como clientes potenciales, ya que a su juicio no se les da ese reconocimiento sino que se ve la adaptación de los medios de acceso como un gasto y no como una inversión. “Muchas veces, los establecimientos no adaptados provocan que tanto la persona afectada por una discapacidad como su familia se decidan por un destino o por otro. Hace falta una mayor visión comercial, que vea esto como una oportunidad de negocio y no como un gasto más”, señalaba.

mala señalización A la hora de señalizar la adaptación de unas instalaciones, generalmente, se opta por usar el icono de color azul en el que se aparece una silla de ruedas. Sin embargo, los dos representantes afirmaban que este icono no significa que el lugar cumpla las necesidades de todas las discapacidades. “Esta señal es engañosa porque se cree que es universal pero no cubre las necesidades de una persona sorda o ciega”, apuntaba Mariluz Sanz.

Además, ambos coincidían en señalar que la ley existente promulgada en el año 2003, sólo obliga a adaptar sus instalaciones a los hoteles de cuatro o más estrellas, y en muchos casos se incumplen sus condiciones. De esta forma, los destinos a los que puede optar este colectivo son más caros. Pero aunque cumplan con las exigencias marcadas por ley, muchos hoteles sólo disponen de una o dos habitaciones adaptadas a discapacidades, por lo que hace imposible que alberguen a grandes grupos.

Poca información Las dos entidades señalaban que la situación en Navarra presenta claroscuros. Por una parte, desde Cermin afirmaban que existe una clara falta de información con respecto a las instalaciones existentes. “Es necesario promocionar los medios de los que se dispone”, señalaba Sanz, a lo que sumaba un ejemplo, “durante los Sanfermines, la Casa de la Misericordia dispone de palcos para personas en sillas de ruedas en la plaza de toros y no lo anuncia en ninguna parte”.

Por su parte, en Cocemfe afirmaban que la situación en Navarra es dispar. “Existen ciudades bien adaptadas como Tudela o Estella, pero otras como Pamplona tienen puntos por mejorar”. Con respecto al alojamiento, desde la entidad señalaban que Navarra es una de las comunidades con menos alojamientos rurales accesibles, sólo un 11P%, mientras que autonomías como Álava o Guipúzcoa superan el 30%. Por contra, desde la asociación destacaban el buen acceso para personas con discapacidad en lugares como Bertiz, Leurza, Belagua, Orgi o en las principales vías verdes. Sin embargo, para mejorar la experiencia de todas las personas, Cocemfe ve necesario avanzar en normativa urbanística o en la red de transportes de Navarra.

obstáculos

Portales de Internet. La mayoría de los portales virtuales de búsqueda de viajes o alojamientos no están adaptados a la discapacidad.

Transportes. Aunque en los servicios de transporte urbano sí que se han producido avances, para desplazamientos entre municipios navarros como a otras comunidades las plazas reservadas son muy escasas.

Hoteles. La legislación vigente sólo obliga a adaptar sus instalaciones a los hoteles con cuatro o más estrellas. Esto, además de reducir y encarecer la oferta, excluye de esta obligación a los hoteles de menor graduación o a otros alojamientos.

Turismo rural. Las casas rurales no están obligadas a tener ningún tipo de adaptación de sus instalaciones a las discapacidades. Sin embargo, desde las asociaciones que trabajan la discapacidad señalan que en las principales vías verdes de Navarra las condiciones existentes son muy buenas.

Fuente: Noticias de Navarra


Deixe uma resposta

Preencha os seus dados abaixo ou clique em um ícone para log in:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

Categorias

%d blogueiros gostam disto: