Publicado por: Ricardo Shimosakai | 19/01/2017

Ford eChair: conducción autónoma aplicada a una silla de ruedas


una-vez-que-el-condutor-se-acomoda-en-su-asiento-pulsara-un-boton-en-su-aplicacion-ford-pass-y-la-echair-se-dirigira-a-la-parte-trasera-del-vehiculoUna vez que el condutor se acomoda en su asiento, pulsará un botón en su aplicación Ford Pass, y la eChair se dirigirá a la parte trasera del vehículo

Las personas con movilidad reducida tienen una dificultad añadida cuando se trata de acceder a su vehículo, y es precisamente el proceso de carga de la silla de ruedas en el maletero del coche. Esto, que si van acompañadas es algo más asequible, se vuelve complejo y en ocasiones inviable en caso de viajar solas. Gracias a la tecnología de conducción autónoma, hoy es posible pensar en una silla de ruedas capaz de desplazarse por sí misma hasta la posición de “carga”, e introducirse automáticamente en la caja del coche sin intervención del usuario. Llega Ford eChair, la silla autónoma.

Para ponernos en antecedentes sobre lo que suele suponer introducir la silla de ruedas en el coche, existen varias maneras estándar de hacerlo, y en todas es necesario disponer de fuerza y agilidad, flexibilidad, y sobre todo espacio suficiente en el interior del coche, si es que no podemos movernos demasiado sin ella. En ese caso, el de disponer de realmente poca movilidad sin la silla de ruedas, los conductores se posicionan al lado del asiento del conductor, acceden a él, y posteriormente proceden a introducir la silla.

Ésta puede ser plegable o rígida, y las diferentes técnicas para introducirlas en el coche implican acomodarlas tras los asientos de alguna manera. En resumen, hace falta cierta práctica, pero sobre todo la flexibilidad y fuerza necesarias para llevar a cabo esa operación sin problemas, incluso en días desfavorables. Para algunas personas, hacer esto por sí solas es harto complicado. Sin embargo, si existiese una silla capaz de dejarnos al lado de nuestro asiento, y dirigirse luego a su posición de embarque sin que nosotros tuviésemos que hacer nada, sería fantástico.

Como vemos, la eChair es capaz de situarse a la altura indicada al lado de la puerta del conductor. Una vez que este se acomoda en su asiento, pulsará un botón en su aplicación Ford Pass, y entonces la eChair se dirigirá a la parte trasera del vehículo, esperará a que la plataforma esté preparada, y será introducida en el maletero. A la hora de llegar al destino, el procedimiento es el inverso: se pulsa el botón correspondiente al servicio Ford eChair, y la silla se descarga del coche y se posiciona en el lugar adecuado para permitir al conductor salir del vehículo.

Este tipo de servicios de movilidad serán habituales en el futuro. Cuando hablamos de conducción autónoma solemos pensar tan solo en los coches autónomos, o los camiones sin conductor, pero en realidad estamos hablando de movilidad mediante dispositivos autónomos, lo cual amplía mucho el rango de posibilidades. Este es un gran ejemplo, Ford eChair, porque utiliza la tecnología autónoma para ofrecer un servicio de un gran valor añadido a las personas con alguna discapacidad motora.

Otro buen ejemplo lo tenemos en Carr-E, la plataforma rodante que nos lleva a cualquier lugar una vez salimos del coche. Esta es otra aplicación de la tecnología que no es exactamente “conducción autónoma”, pero sí es movilidad autónoma, algo que nos permite conseguir llegar desde el punto A hasta el punto B sin importar qué vehículos utilicemos. Simplemente, es transporte inteligente.

Fuente: diariomotor

Anúncios

Deixe um comentário

Faça o login usando um destes métodos para comentar:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

Categorias

%d blogueiros gostam disto: