Publicado por: Ricardo Shimosakai | 20/01/2017

Ricardo Shimosakai, un viajero parapléjico sin fronteras


Shimosakai perdió la movilidad de las pierdas tras ser secuestrado en Sao Paulo.Shimosakai perdió la movilidad de las pierdas tras ser secuestrado en Sao Paulo.

El disparo que recibió en el 2011 en Brasil no ha sido impedimento para recorrer el mundo.

Dice que no se ha desanimado un solo día y que solo busca ser independiente mientras viaja.

Este brasileño, descendiente de japoneses, visitó Bogotá y, con el mismo entusiasmo, recorrió el centro junto a un grupo de expertos en accesibilidad para personas con discapacidad.

En su camino conoció la plaza de Santamaría, la carrera 7a., la plaza de Bolívar y el teatro Colón. Aunque disfrutó el recorrido, no pudo evitar quedarse atascado en los desagües y, si en el camino encontraba una rampa de acceso, la probaba para saber si podía subir solo.

“Hay muchas rampas en curva, cuando deberían ser rectas. A diferencia de los pies, las ruedas de mi silla están todo el tiempo en el suelo y sienten todos los obstáculos. Con pocas adaptaciones, cualquiera podría caminar por ellas”, explicó.

Pero Shimosakai no se rinde con facilidad, ya ha hecho cosas que otros en similar condición nunca se atreverían: ha practicado deportes como parapente y ala delta e incluso ha subido a la cima de Machu Picchu, en Perú.

A Ricardo le cambió la vida en el 2001, cuando un grupo de asaltantes en Sao Paulo (Brasil), entre ellos una niña de unos 12 años, lo secuestró para desocupar sus cuentas bancarias. “No tenía dinero, pues había llegado hace poco de Japón. Intenté huir y me dispararon por la espalda. No perdí la conciencia, pero dejé de sentir las piernas”, recordó.

Ahora le dedica su vida a buscar que todo aquel que tenga dificultad para desplazarse pueda hacer turismo, en cualquier lugar. Compartió su experiencia en Bogotá, Cali y Medellín, en un evento organizado por el Consejo Iberoamericano de Diseño, Ciudad y Construcción Accesible (Cidcca). “Cuando la gente ve mis fotos y videos me preguntan cómo lo hago y se dan cuenta de que no hay límites”.

Con él viajó Enrique Rovira, arquitecto español y una de las autoridades en discapacidad. “Pocos piensan en que algún día todos tendremos problemas para desplazarnos: al hacernos viejos vemos mal, escuchamos mal y caminamos mal. La accesibilidad es para todos, no solo para los ciegos y los de silla de ruedas”, dijo.

Fuente: El Tiempo

Anúncios

Deixe um comentário

Faça o login usando um destes métodos para comentar:

Logotipo do WordPress.com

Você está comentando utilizando sua conta WordPress.com. Sair / Alterar )

Imagem do Twitter

Você está comentando utilizando sua conta Twitter. Sair / Alterar )

Foto do Facebook

Você está comentando utilizando sua conta Facebook. Sair / Alterar )

Foto do Google+

Você está comentando utilizando sua conta Google+. Sair / Alterar )

Conectando a %s

Categorias

%d blogueiros gostam disto: